Comencé a estudiar o a vislumbrar la poesía de Slavi hace poco tiempo. Su manera de entender el mundo, la emoción, la palabra. Ser de otro país y de otra cultura, ayuda a enfocar de manera más amplia tu propia visión poética. Nada mejor que la poesía para acercar a las personas, a los artistas y a los grandes creadores de la palabra.

Me llamó la atención su expresión rica en matices, muy clarividente.  Una poesía muy luminosa que acaricia la expresión, la suaviza y no te crea ninguna disyuntiva.  Su producción es exquisita, si tenemos en cuenta que Slavi no es solo poeta.

 

14207844_1819559998313112_8860204337439576920_o (1) (1)

 

 

Slavi Avik Hrutynyan nació en 1965 en Nagorno-Karabaj en Armenia. Poeta, guionista, productor de cine y profesor de filosofía. Es considerado uno de los primeros representantes de la poesía europea moderna.

Participó en la creación de una docena de películas, entre ellas la historia de David Selindzhnra Y esos labios y los ojos verdes.

Autor de varios libros de poesía, artículos científicos y monografías, en ruso y armenio.

Es el director general de la productora RUSFILM.
Actualmente, vive en Moscú.

A parte del armenio, sus libros han sido publicados en ruso, inglés, español y francés.  La traducción al español corresponde a Narine Ayvazyan.

Ha estado recientemente presentado en España su libro “El cielo sin pájaros” Ed. Carena. Edición trilingüe en castellano, inglés y francés. También en España, formó parte de la Antología del  “IV Encuentro Internacional de Poesía Ciudad de Úbeda”, desarrollado en Junio en Úbeda (Jaén).

18402261_1947519858850458_2057895244869655743_o

El poeta armenio habla sobre la guerra y las relaciones humanas en su nuevo libro.

   La imagen poética nos traslada a un estado de por sí reflexivo, claro. Una mirada ante la crueldad, la devastación, el pasado o el presente y  de  futuro   incierto.

Slavi Avik: “La poesía de hoy tiene que tratar sobre la soledad en el mundo y sobre el dolor”

Creo es el punto de partida de este cielo sin pájaros.

Pero dentro de esa atmósfera de inquietud y de destrucción siempre la esperanza es la gota aleatoria de la vida. No puede existir el caos sin la luz, sin la necesidad de la sombra. Ambas son elementos yuxtapuestos, que se complementan para que  la historia personal de cada cual siga su  curso.

UNA SALIDA ALEATORIA
El día se acuesta como una mujer conocida,
apagándose lejos.
Jamás  llegare.
¡Cuánto amor Dios nos ha prometido!
¡Que me indicara una salida aleatoria!
En su línea  no escrita,
verdadera  y falsa,
la vida es una palabra indecente,
siempre nos han engañado.
El viento estira el hilo de seda.
¡Salva el milagro, salida aleatoria!
He sobrevivido  la guerra,
no he perdido mi vida por el amor de una mujer.
Me han maldecido por una canción y por el mundo.
¡Desaparezca entonces, salida aleatoria!
Ni es alto en la altura,
ni tampoco bajo , abajo…
Es inútil atormentarme
una mujer  fiel,
en vida y muerta.
Un trozo de Dios
ya están lejos, salida aleatoria.
La noche descarada,
el día inoportuna,
poetas muertes
que nunca volverán,
aún susurran  sobre la eternidad.
¿A caso no hay ninguna  salida,
salida aleatoria?
Son recuerdos huidos,
un maldito camino.
¿Quién ha llegado ya ,
no puedo acordarme?
¿Qué está gruñendo el viejo Dios?
¡Que me indicara al menos
una salida de retiro!
 EL PÁNICO

Llegarán aquellos

a quienes hemos esperado,

llegarán aquellos

a quienes habían condenado a la horca,

llegarán los triunfadores de la guerra ,

llegarán los desertores de la guerra ,

llegarán los que abandonaron la tierra ,

llegarán los prisioneros,

llegarán los muertos por el Hijo y Padre,

llegarán todos

pero jamás aquellos ,

a quienes hemos amado…

 

 LA LUZ

Aquí viví yo
Junto a estas calles.
Tus ojos son como dos gotas grandes de lluvia,
Han caído sobre mi ventana.
¡Hemos visto
qué pobre es la luz!
Con tus dedos has enloquecido mi pelo.
He mirado desde el pasado extraño.
(Yo me pertenezco, o no.)
¿Quién ha olvidado un nombre en estas calles?
¿Quién recordaría después de mí lo que ya había
olvidado?…
Un día las calles con la misma forma
se van a desabrochar delante de todos.
No estaré yo.
¿Es que alguien más continuará
pensando que las luces de neón son unas rosas
blancas?
Vas a pensar
que todo esto lo leíste
en los libros desconocidos.
Seré ligero y estaré lejos…
La lluvia, lentamente, borraría mi nombre
de la cara de la noche
y nadie nunca más se acordaría
que antes yo vivía aquí,
junto a estas calles.

 

 

El poeta se sitúa  proyectándose en una línea continua, una mediana entre el mundo y su yo poético. La contemplación esta vez no es la belleza, o el amor, incluso del dolor que escapa a la realidad de Un cielo sin Pájaros y de su poesía en general.  Sobretodo es una mirada crítica, de soslayo, de atención, de reflexión, de humanismo. La situación de Armenia, de Europa del Este, de Rusia, etc. ; tal vez influenciado por su trabajo como reportero  entre 1990 y 1993 en distintas zonas conflictivas de la ex URRS: Nagorno-Karabaj, Azerbayan, Armenia, Georgia, Abjasia… 

El poeta no sólo denuncia, ofrece herramientas subjetivas al lector, una crítica emocional para tomar en cuenta a las emociones que se derivan de sus poemas.

 “Se pierde el camino cuando te das la vuelta”

“…..¡Hazme caso!

El rojo te favorece.

Encenderíamos estas velas,

crujiríamos estas pobres horcas

como unas cunas,

y dormiríamos sobre estas aguas suaves,

abrazados fuerte,

y el mar respiraría entre nosotros.”
 

En definitiva, podemos mirar la poesía como imágenes  que se suceden delante de nosotros, que nos trasladan a hechos difíciles de comprender, pero que está ahí, junto a nosotros.  La poesía social debe convertirse en una reivindicación personal y humana. No basta ponernos delante y expresar el rechazo, la aceptación, la crueldad, la locura de la guerra, el hambre, la injusticia, si antes no solo la sentimos, si no que además la comprendemos; comprender es asimilar las partes que supone el hecho de la guerra: quienes las provocan, quienes las apoyan y los que la sufren. Variables lógicas y absolutas de causa, efecto y consecuencias. Es es el paso que da Slavi Avik Hrutynyan de ser poeta y a la vez humano en los ojos de sus versos.

Rehabilitar un cielo que carece de vida y cuyos pájaros huyen de la masacre y del horror, al igual que la vida, se esfuma como si fumaras un cigarro, por la rutina, la esperanza,  la desesperanza:

Soy un pájaro solitario

colgado de los huecos del cielo,

de los desfiladeros y abismos…

¿Me rindo al viento para que me lleve?

Para conocer mas aun sobre el autor:

http://solocitasdelibros.blogspot.com.es/2017/06/slavi-avik-la-poesia-de-hoy-tiene-que.html

http://www.edicionescarena.org/Post-cielo-sin-pajaros-o-la-reinvencion-del-mundo-de-slavi-avik-harutyuny.aspx    

Para adquirir sus libros:

CASA DEL LIBRO: https://www.casadellibro.com/libros-ebooks/slavi-avik-harutyunyan/20099179

LAIE: http://www.laie.es/libro/el-cielo-sin-pajaros-birdless-sky-le-ciel-sans-oiseaux/1095912/978-84-16418-22-0

AMAZON:  https://www.amazon.es/Libros-Slavi-Avik-Harutyunyan/s?ie=UTF8&page=1&rh=n%3A599364031%2Cp_27%3ASlavi%20Avik%20Harutyunyan

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s